Comunidades atacameñas mantienen posición en el salar de Atacama y comuneros visibilizan preocupación por impactos de la minería en el medio ambiente

Hace unos días visitamos el campamento que aún mantiene la comunidad de Socaire en el Salar de Atacama, en oposición al Memorándum de Entendimiento entre CORFO y SQM. El punto se encuentra en las afueras de las instalaciones de SQM, cerca de la comunidad. Conversamos con algunos comuneros sobre su opinión respecto a este preacuerdo, los daños visibles que la minería ha provocado en su territorio y la visión que tienen sobre la transición energética y la electromovilidad.

Entre el 9 y el 14 de enero, 18 comunidades del Consejo de Pueblos Atacameños (CPA) se movilizaron contra el preacuerdo anunciado en diciembre pasado, señalando la falta de consulta previa. La protesta incluyó cortes de ruta hacia el Salar de Atacama, fuente del 100 % de la producción de litio en Chile, la cual es administrada por las empresas SQM y Albemarle. 

Según el propio CPA indicó en un comunicado publicado al inicio de la movilización, la ocupación de los accesos al salar fue acordada por las comunidades de Toconao, Talabre, Socaire y Camar, sumándose luego las comunidades de Río Grande, Machuca, Catarpe, Quitor, San Pedro de Atacama, Solcor, Larache, Yaye, Séquitor y Checar, Cúcuter, Coyo, Toconao y Solor.

La manifestación había concluído el 14 de enero, en respuesta a la confirmación de la reunión entre el Consejo de Pueblos Atacameños (CPA) y la Ministra de Minería, Aurora Williams, que se llevó a cabo el viernes 19 de enero, pero de la cual no se han informado mayores detalles. 

Sin embargo, la comunidad de Socaire persiste en su posición en el salar, cerca del campamento base de SQM, donde, según los comuneros, se ubican los principales pozos de extracción de agua dulce.

El martes 16, nos trasladamos a Socaire y sostuvimos conversaciones reveladoras con algunos de los comuneros presentes en el lugar. Hablamos sobre las razones detrás de su decisión de no abandonar su posición en el salar y los impactos que visualizan en su territorio a causa de la actividad minera. Una oportunidad para escuchar directamente las voces de quienes viven los efectos directos del aumento de la demanda de extracción de litio -entre otros minerales como cobre, bórax, etc.-, por parte del norte global.

 

Movilización

OPSAL: Si la movilización fue depuesta de manera oficial por el CPA, ¿por qué ustedes aún permanecen acá en el Salar?

Comunera 1: Estamos acá para defender nuestro territorio de la gran invasión de la minería que existe. Mayor va a ser el impacto cuando exista este convenio entre Codelco y SQM, la sobreexplotación del mineral cuánto daño nos hace a nosotros como comunidad de Socaire, que estamos directamente aquí.

Comunera 2: Porque nosotros estamos luchando por nuestro territorio, tierras, agua. Dentro de todo nosotros somos los más perjudicados, Socaire. SQM está en nuestro territorio, hasta la cuenca. Pero ellos (las demás comunidades) están igual todavía, ellos vienen, estamos con el apoyo de ellos, Camar, Talabre, Toconao igual. Quizás ellos no están en presencia ahora, pero de noche vienen, nos traen almuerzo, tenemos el apoyo de ellos. 

OPSAL: Es decir que solo que se bajó la movilización, pero la posición se mantiene.

Comunera 2: Se mantiene. 

OPSAL: ¿Qué es lo que esperan del gobierno?

Comunera 1: Que nos escuchen. Cuando tomaron el acuerdo de SQM no se tomó en cuenta a las comunidades. Territorio, agua, todo pertenece a las comunidades, y el impacto se está haciendo en todo sentido, por ejemplo en la siembra, en las aguas, que ya no hay agua, en los nacimientos, porque todo lo que viene de arriba se absorbe aquí abajo, entonces están secando el salar. Ya no hay vegetación para los animales, no hay qué plantar, no hay buena productividad de siembra principalmente para nosotros como comunidad de Socaire, porque nosotros vivimos de la agricultura y la ganadería. 

Toda la contaminación que hace la minería en el salar, todo eso nos llega a nosotros, ese polvo, esa tierra, nos perjudica nuestra siembra, se están secando las habas, las papas, antes producían hasta trigo los abuelos, ya no se ve la producción de trigo. Mi mama sembraba mucho trigo, comíamos pan de trigo… 

OPSAL: ¿Cuál es la principal molestia que les causa a ustedes este pre acuerdo? 

Comunera 2: Tiene que ver con las consultas ante las comunidades indígenas sobre lo que se está realizando en nuestro territorio, en nuestros territorios que se demandan, con nuestras aguas que hoy en día están en disminución, esto se tiene que consultar a todas las comunidades. Es un error que ellos hayan estado agilizando esos convenios, esas firmas, antes de consultar a las comunidades. 

Comunero 3: Pensamos que ellos vienen a sobreexplotar, entonces para nosotros va hacer un impacto más grande. El hecho de que utilicen agua dulce para obtener el mineral a nosotros como comuneros nos daña enormemente, por el hecho de que en este desierto no contamos con grandes cantidades de agua dulce, y todo lo que está en el aire (material particulado) cae en nuestros territorios.

Impactos visibles de la minería

OPSAL: ¿Cómo describirían los daños que ustedes ven en el territorio?

Comunera 2: En el ambiente, en la agricultura, en la ganadería, que cada vez se ve en disminución y eso es notable, desde que empezó la minería la agricultura ha bajado enormemente, los pastizales, las quebradas, todo eso, creo que esos impactos son irreversibles. 

OPSAL: ¿SQM tiene pozos de agua dulce en sus territorios? 

Comunera 2: Aquí mismo, ¿no ve las cañerías que están ahí? 

OPSAL: ¿Qué piensan de que la salmuera que extraen en salar no sea considerada como agua? 

Comunera 2: La minera dice que la salmuera no es agua, siempre dicen eso, como no la usan para la agricultura o para consumo no lo consideran como agua.

Comunero 3: (La salmuera) Con las sales y todo obvio que no sirve para la agricultura, pero es agua.

Litio, energía verde y cambio climático

OPSAL: Que piensan ustedes sobre el uso del litio en los autos eléctricos, sobre la llamada Transición Energética y la supuesta minería verde?

Comunero 3: no es un beneficio directo para las comunidades indígenas, es impactante para la economía nacional como ellos lo mencionan, pero hay que trabajar para que las comunidades se sientan satisfechas y no haya tanto impacto.

Comunera 2: Si bien, dicen ellos: “vamos ayudar al medioambiente”, ellos están matando nuestro medio ambiente, nosotros estamos quedando sin vida, porque para las ciudades u otros lados, la vida va a ser mejor, pero nosotros vamos a quedar sin vida. La gente todavía vive en la agricultura y en la ganadería y eso se ve muy afectado, porque aunque siembres para ti no más, la agricultura no dura mucho. Antes se sembraba en septiembre y en este tiempo (enero) se comía buena verdura, pero ahora la gente se está atrasando para sembrar, caen muy tempranamente las heladas o bien (los frutos) ya no alcanzan a madurar. Se están perdiendo nuestras semillas por este tipo de procesos. Socaire tiene mucha exclusividad en la agricultura, tanto en las habas, las papas, todo lo que se da de hortalizas es exclusivo de Socaire… y eso se está viendo muy muy afectado en estos momentos. 

OPSAL: ¿Creen ustedes que estos cambios puedan estar relacionados también con el cambio climático?

Comunera 2: En parte yo creo que sí, pero también la minería, porque mire, ¿cuánta contaminación tenemos en el aire? y esa contaminación cae en nuestras plantas, algo incontrolable, si cae una lluvia es más dañina que beneficiosa por todo lo que tiene en el aire.

Comunero 3: Baja toda la contaminación y mata nuestros cultivos, y eso es irrecuperable. Eso es porque nuestro aire está contaminado y eso lo saben los propios agricultores, porque cuando llueve el cultivo fracasa.

Comunera 2: tendría que llover muchos días para tener una lluvia provechosa, pero si llueve un día, más contaminación cayó, más daño nos hizo en vez de ser beneficiosa. 

Según informó El Ciudadano, la madrugada de este martes 23 de enero la comunidad Lickan Antay de Toconao volvió a ocupar el camino de acceso a las faenas de SQM en el Salar de Atacama para manifestar su desacuerdo y preocupación por el preacuerdo entre la empresa y CORFO, que extenderían la licencia para la explotación del salar hasta 2060.



About the Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *