Activistas en Alemania ocupan bosque cerca de fábrica de Tesla en protesta por ampliación de planta

Un grupo de activistas socioambientales se encuentran acampando en el bosque Grünheide, cerca de Berlín, Alemania, en una acción de protesta contra la ampliación de la gigafábrica de la empresa Tesla. Esta iniciativa, denominada «Stop Tesla», ha logrado atraer activistas de diversas partes de Alemania y se espera que sume más ambientalistas de la Unión Europea.

La gigafábrica de Tesla ocupa actualmente una extensión de 300 hectáreas y pretende utilizar unas 100 hectáreas adicionales para su expansión. Los activistas buscan impedir esta ampliación, argumentando que la producción de autos eléctricos que utilizan baterías de litio, material extraído en gran parte de los salares de la zona andina de Chile, Bolivia y Argentina, está causando daños irreparables al medio ambiente.

La acción de protesta es organizada por la iniciativa «Tesla Stoppen», que ha logrado convocar a activistas de diferentes partes de Alemania y ha recibido muestras de solidaridad de defensores de la naturaleza de todo el mundo. Los activistas denuncian afectaciones al medio ambiente, malas prácticas laborales por parte de Tesla y daños a la salud de sus trabajadores. Además, plantean que «La producción de coches eléctricos está provocando crisis hídricas e injusticias sociales en todo el mundo», debido a que la llamada transición energética requiere de la extracción de minerales como el cobalto, que se encuentra en sitios como la República del Congo, donde el aumento internacional de la demanda de dicho material en el marco de la recién inaugurada Ley de Minerales Críticos en Europa, ha intensificado las graves violaciones a los Derechos Humanos y el desalojo forzoso de comunidades; y el litio, el cual podemos encontrar en la zona altoandina de Chile, Bolivia y Argentina, cuya extracción ha provocado daños graves en los frágiles ecosistemas locales.

Los residentes de Grünheide también se han manifestado en contra de la ampliación de la planta Tesla mediante una votación no vinculante llevada a cabo por organizaciones ciudadanas locales. De hecho, uno de los motivos de la ocupación del bosque es que no se respete el resultado de la votación. «Somos una ocupación por el agua. Estamos protegiendo con nuestros cuerpos este recurso vital, que está siendo malgastado y contaminado en interés de Tesla.», declaró Caro Weber, parte de la ocupación, en un comunicado publicado en el sitio web de Tesla Stoppen.

Se espera que el próximo sábado 18 de mayo las autoridades municipales tomen una decisión acerca de la venta de un terreno adicional de 100 hectáreas solicitado por la empresa. Los opositores denuncian que esta hace uso de grandes cantidades de agua, un bien común escaso en la región. Según informó la prensa, un informe filtrado de la Asociación de Aguas de Strausberg-Erkner (WSE), la cual suministra el agua a la planta de Tesla, expone que “las aguas residuales de la fábrica contienen concentraciones de fósforo y nitrógeno muy superiores a lo permitido”, y que la compañía infringió los límites permitidos “de forma constante y en modo significativo”, manera de proceder que ha persistido en el tiempo a pesar de los llamados de atención que ha recibido la compañía perteneciente a Elon Musk.

La construcción de la gigafábrica Tesla fue aprobada en 2020 por el más alto tribunal administrativo de Berlín – Brandeburgo, decisión que no estuvo exenta de críticas pues permitió que se siga deforestando el bosque Grünheide y, según exponen los convocantes de la ocupación en un comunicado publicado en su sitio web, la ampliación de la fábrica pone en peligro el agua del subsuelo al instalarse en una “zona de protección del agua potable”.

En su sitio web, la iniciativa «Tesla Stoppen» argumenta que los coches eléctricos no son una solución sostenible, ya que están contribuyendo a la catástrofe climática mediante el «robo de recursos y explotación colonial».

La ocupación del bosque Grünheide por parte de los activistas continúa mientras en todo el mundo crece el debate sobre los impactos ambientales y sociales de la industria automotriz y la necesidad de buscar alternativas más sostenibles y justas para la movilidad.

Referencias:

Why?

https://www.latercera.com/mtonline/noticia/tesla-gf4-alemania/1017105/#

Activistas en Alemania defienden bosque contra la empresa de autos Tesla 

https://www.tesla.com/es_MX/giga-nevada?redirect=no

Activistas ocupan un bosque para impedir la ampliación de la gigafactoría de Tesla en Berlín

Share the Post:

Publicaciones recientes

The foreign lobby on the lookout for Chilean lithium

Analysts point out that lobbying has increased due to Chile’s positioning as a player that wants to grow in the lithium market. However, they warn that our country must be careful of the potential effects of the pressure for the demand for «white gold» exerted by industrialized countries.

Read More