Derrames de petróleo reiterados en salares aledaños a la Comunidad de Ollagüe generan preocupación entre sus habitantes

La región fronteriza entre Chile y Bolivia ha sido testigo de diversos accidentes vehiculares, los cuales han tenido como resultado el derrame masivo de hidrocarburos en dos salares cercanos a Ollagüe. Según la comunidad, por parte de las autoridades nacionales y locales no ha existido una respuesta clara sobre la implementación de planes de mitigación o la realización de estudios para medir el nivel del daño causado en estos frágiles ecosistemas altoandinos.

 

Más de 50.000 litros de hidrocarburos han sido derramados en las cercanías de la Comunidad Quechua de Ollagüe, zona limítrofe entre Chile y Bolivia, específicamente en los salares de Ascotán y Carcote, a causa de una serie de volcamientos de camiones cargados con combustible, situación que ha generado una creciente preocupación entre la población local acerca de las consecuencias que esto podría generar en el medio ambiente. Esto sumado a que las autoridades no se han manifestado respecto de la mitigación de los daños, como tampoco se han pronunciado sobre planes que permitan prevenir estos desastres ambientales. 

Informes de la propia Comunidad detallan diversos incidentes con similares características en las cercanías de la localidad.

El primero se registró el día 7 de julio de 2022, aproximadamente a las 12:10 p.m., cuando un accidente vehicular en el kilómetro 170 de la ruta Calama-Ollagüe terminó en el volcamiento de un camión de la empresa boliviana Hidro-Atlantis que transportaba diesel desde Mejillones a Oruro, Bolivia. Como resultado, fueron derramados 30 mil litros de combustible, infiltrándose gran cantidad de este en el Salar San Martín de Carcote, al suroeste de Ollagüe. En esta oportunidad, la Comunidad de Ollagüe mantuvo un corte de ruta pacífico durante varias semanas, exigiendo que las autoridades se hagan presentes en el lugar y declaren Alerta Ambiental debido al grave daño al ecosistema.

Casi medio año después, el 3 de agosto de 2023, se reportó en diferentes medios de prensa el volcamiento de otro camión con patente boliviana en el sector del salar de Ascotán, en el kilómetro 124 de la ruta 21-CH, el cual transportaba una carga significativa de hidrocarburos. Este accidente provocó un derrame masivo de 32 mil litros de petróleo al chocar con la Capilla de Nuestra Señora de Urkupiña de Ascotán.  

Otro hecho de las mismas características ocurrió a las 22:30 horas del día 6 de octubre de 2023 en la comuna de Ollagüe, específicamente en el kilómetro 154 de la ruta 21-CH. Nuevamente, un camión de alto tonelaje de origen boliviano se vio involucrado en un accidente que resultó en el derrame de 14 a 15 mil litros de petróleo diesel en el salar de Ascotán.

A pesar de estos eventos consecutivos y sus evidentes impactos ambientales, las autoridades locales, regionales y municipales, no han presentado estrategias claras de mitigación de los daños en los salares afectados. La falta de acción plantea interrogantes sobre la efectividad de las medidas preventivas y la urgencia de implementar soluciones a largo plazo para evitar futuros desastres. Según la asesora ambiental de la Comunidad Quechua de Ollagüe, los impactos que se pueden evidenciar en los lugares donde han ocurrido estos volcamientos están relacionados a que con el tiempo el petróleo ha reaparecido desde el suelo, generando pozas que claramente se ve que tienen materiales como hidrocarburos, sobre todo aceite. Estos lugares no tienen ningún tipo de protección que impida que cierto tipo de fauna se acerque”. 

Las comunidades locales, en particular la Comunidad Quechua de Ollagüe, han expresado su preocupación y han exigido respuestas por parte de las autoridades competentes. La protección de estos ecosistemas vulnerables y la seguridad de las personas que transitan por estas rutas deben ser prioritarias. Hemos llamado a las autoridades, instado a formar mesas de trabajo para esto, hecho las denuncias pertinentes, sobre todo en el primer caso, no solamente para buscar a los culpables sino que para generar medidas para prevenir futuros accidentes. A la fecha no ha habido ninguna respuesta”, comenta la asesora ambiental.

La repetición de incidentes similares destaca la necesidad urgente de revisar y fortalecer las regulaciones de transporte de sustancias en estas rutas que atraviesan por salares y humedales altoandinos. En esa línea la comunidad generó una estrategia para mejorar la infraestructura vial, instalando cercos, disminuidores de velocidad y señal ética. Además se conformó una mesa de trabajo con el gobierno regional donde se espera poder avanzar en la prevención de futuros derrames, al mismo tiempo que abordar de manera efectiva las consecuencias ambientales de los incidentes que han afectado al territorio.


Fuentes: 

https://portalindigena.cl/comunidad-de-ollague-mantiene-bloqueada-ruta-21-ch-en-manifestacion-por-derrame-de-combustible-a-salar-de-carcote/

https://www.antofagasta.tv/categoria/regional/camion-vuelca-causa-danos-iglesia-provincia-loa

https://www.timeline.cl/region-de-antofagasta-conductor-de-camion-resulto-lesionado-tras-volcar-en-cercanias-de-ollague/

https://noticias.calamaenlinea.cl/tendencia/casi-15-mil-litros-de-petroleo-fueron-derramados-en-volcamiento-en-ollague/

Share the Post:

Publicaciones recientes

The foreign lobby on the lookout for Chilean lithium

Analysts point out that lobbying has increased due to Chile’s positioning as a player that wants to grow in the lithium market. However, they warn that our country must be careful of the potential effects of the pressure for the demand for «white gold» exerted by industrialized countries.

Read More