El próximo martes 4 de enero se cumplen seis meses desde que Elisa Loncón fue elegida presidenta de la Convención Constitucional. La alternancia en la Mesa Directiva es algo que está contemplado en el Artículo 40 del reglamento de la instancia. De acuerdo con este, a los seis meses de la instalación de la Convención todos los cargos de dirección deben ser reemplazados y estarán inhabilitados para ser parte de esta los convencionales que ya hayan asumido ese cargo.

Eso significa que se debe buscar a una nueva directiva y las apuestas ya están desatadas en la prensa local, barajando nombres de distintos espectros.

Al respecto, la convencional constituyente Cristina Dorador (D3) integrante de OPSAL, anunció el miércoles 22 de diciembre su candidatura para presidir la Convención Constitucional en el segundo período de esta instancia, apoyada por los Movimientos Sociales Constituyentes (MSC).

“El país eligió a un presidente de la República magallánico; llegó el momento para una mujer del Norte de Chile presida la Convención”, señalaron en esa colectividad, en el acto de lanzamiento realizado en el ex Congreso Nacional. 

“Estoy convencida que puedo aportar en abrir espacios y diálogos transversales que permitan abordar la complejidad de los desafíos actuales y futuros”, comentó la científica antofagastina en un comunicado enviado a los medios. “La Convención Constitucional es un espacio clave para que esos diálogos, para generar procesos de escucha activa y de acuerdos. Si lo logramos, podemos ser un ejemplo a nivel mundial y podemos estar a la vanguardia de transformaciones globales vinculadas a la crisis climática, la protección de la biodiversidad, la interculturalidad, la plurinacionalidad, la participación ciudadana o la revolución digital”, recalcó Cristina, indicando que su experiencia en trabajos complejos e interdisciplinarios es importante para abordar la segunda etapa del proceso constituyente.

Tal como destacó el medio The Clinic, con su candidatura, Cristina Dorador anunció que buscará que los diálogos al interior de la instancia que prepara la nueva carta magna sean lo más transversales posibles.

“Tenemos todas las energías puestas en el proceso constituyente y la nueva Constitución. Hemos trabajado por el mandato ciudadano de escribir la nueva Constitución que represente las necesidades y anhelos de las regiones que representamos. Hemos trabajado fuertemente para incorporar temas transversales y de amplio interés como descentralización y la creación de la Comisión de Sistemas de Conocimientos, Cultura, Ciencia, Tecnología, Artes y Patrimonios. Tengo confianza que los convencionales entenderán el momento histórico que vivimos cuya presidencia debe representar a los pueblos de Chile y tener una mirada compleja e integral del futuro”, comentó la integrante de OPSAL al medio on line justo en el día que el recién electo presidente, Gabriel Boric, visitó a la Convención.

La decisión de postular de Cristina Dorador se basa en sus ganas de representar “a las distintas sensibilidades y diversidades, y visibilizar y abrir espacios políticos formales a grupos que hemos estado excluidos de la política en las últimas décadas. En mi caso, soy una mujer independiente del norte, y he trabajado por mucho tiempo en temas que hoy son claves y deben discutirse decididamente: medioambiente, descentralización, feminismo, ciencia y tecnología para diseñar y pensar el Chile del futuro. Las transformaciones sociales también se deben realizar desde una perspectiva interseccional, es decir, donde las múltiples necesidades y avances que requiere el país se encuentran, se comprenden, se discuten y se proponen ideas y soluciones. La capacidad que tengamos para construir herramientas institucionales útiles para hacer avanzar estas causas será clave para ampliar nuestra democracia” explicó en la entrevista.

APOYO TRANSVERSAL

Respecto a los apoyos que ha generado la candidatura de Cristina Dorador, la convencional Manuela Royo (D23), quien forma parte de Movimientos Sociales Constituyentes, comentó que “para quien tenga que encabezar la Convención los meses siguientes, consideramos fundamentales la responsabilidad y el compromiso con las y los constituyentes, así como la capacidad de liderar y escuchar con altura de miras y de generar acuerdos transversales. Es por eso por lo que proponemos a Cristina Dorador, una mujer muy capaz, una gran lideresa del norte de Chile, y con una gran conciencia ambiental”.

“Cristina Dorador es una de las pocas investigadoras en el norte de Chile que realmente ha manifestado un profundo compromiso y un trabajo serio, sistemático y honesto especto de la situación socioambiental de los ecosistema y las comunidades del norte. Ella ha trabajado investigando la dimensión microbiana de los salares, y a partir de eso ella comprende muy bien el riesgo ambiental en que están estos territorios. Es muy generosa con su trabajo siempre realiza talleres acciones de educación ambiental en liceos, con organizaciones sociales en las mismas universidades y también ella ha sido muy activista en incentivar a investigadores jóvenes, no solo desde la U, también desde liceos, incentivando la generación de investigación científica y su divulgación desde la infancia para que no solo se genere, sino que también se conozca por el resto de la sociedad. Es una pieza excelente para presidir la convención porque aparte de todo esto ella tiene una visión profundamente regionalista es una mujer que comprende muy bien lo que está pasando en el país a nivel territorial y, aparte, es una excelente científica”, indicó Bárbara Jerez Henríquez, Doctora en Estudios Latinoamericanos e integrante del Observatorio Plurinacional de Salares Andinos.

“Para mí, como persona e indígena lickanantay sería importante y relevante que estuviera dentro de la presidencia de la Convención, por muchos motivos, pero los principales son que Cristina, como persona, científica y líder ya instalada y validada dentro de la región, podría representar todas las necesidades e ideas de los pueblos originarios de Atacama, porque ella se ha relacionado muy fuerte con la nación lickanantay en temáticas científicas, culturales y conoce del problema fuerte que existe en el aspecto hídrico y extractivista acá, y podríamos aportar a través de ella además ideas para la sustentabilidad del territorio”, expresó Christian Rudecindo Espíndola Araya, agricultor de la comunidad atacameña de Toconao y miembro de la Asociación Atacameña de Regantes y Agricultores de la quebrada de Soncor, miembro del OPSAL.

“Ella entiende lo que está pasando en este momento. Creo que Cristina tiene todo para ser presidenta de la convención, mucha gente sabemos que ella tiene esa característica y ese liderazgo, lo sabemos”, agregó.

“La candidatura de Cristina Dorador a la presidencia de la Convención nos parece uy relevante para el Observatorio Plurinacional de Salares Andinos por varias razones: Cristina es una persona de Antofagasta, por lo tanto, al igual que Elisa Loncón puede llevar una visión descentralizada de la realidad del país y sobre todo de la urgente necesidad de comprender la complejidad ambiental que se está viviendo en los territorios sacrificados por el extractivismo minero. En ese sentido, sabemos que Cristina ha puesto en la mesa varios elementos desde la Comisión de Sistemas de Conocimiento, pero también con una sensibilidad ambiental muy profunda. Su liderazgo será sin duda un impluso a la nuestras participaciones en la Comisión de Medio Ambiente, Derechos a la Naturaleza, Bienes Naturales Comunes y Sistemas Económico de la Convención Constitucional, donde junto con explicar el problema del extractivismo y el cambio climático en la Cuenca del Salar de Atacama, hemos entregado una serie de recomendaciones pensadas en un nuevo marco regulatorio y en cualquier política de Estado destinada a la conservación y protección de salares y humedales andinos, pero también de cualquier esfuerzo que se haga en torno a la industrialización del litio» expresó el integrante y coordinador de OPSAL, Ramón Morales Balcázar.

“Esperamos que Cristina pueda llegar a la presidencia y que ello nos permita también posicionar nuestras miradas y demandas, que son urgentes, sobre todo por la vulnerabilidad de los socio ecosistemas ligados a los salares y humedales tanto frente al cambio climático como a la expansión del extractivismo verde, como se conoce al extractivismo de los minerales de la transición (cobre y litio), y que, al mismo tiempo, esperamos que esto permita que las miradas colectivas y desde los territorios que estamos poniendo en la mesa sean escuchadas por el presidente electo Gabriel Boric, y se dé un giro importante tanto a nivel constitucional como a nivel de políticas de gobierno respecto a estos ecosistemas, respecto al agua, al desarrollo rural, respecto a los pueblos originarios y por supuesto respecto a los derecho de la naturaleza”   agregó.

Cristina Dorador Ortiz (41) es bióloga de la Universidad de Chile. Posee un doctorado en Ciencias Naturales de la U. de Kiel (Alemania) y del Instituto Max Planck de Limnología (Alemania) y académica de la Universidad de Antofagasta.

Hasta antes de ser constituyente, la antofagastina -nacida en Mejillones- desempeñaba su labor recorriendo los salares altiplánicos y buscando a los desconocidos microorganismos que habitan el desierto chileno en condiciones extremas, para entender cuántos son, de qué tipo y qué función cumplen. “Para una persona común, tal vez el desierto es un lugar donde aparentemente no hay nada; pero esa inmensidad está llena de vida por descubrir”, dijo en una entrevista.

La convencional del norte tiene dos hijos con el ecólogo acuático, de origen británico, Chris Harrod: Henry (9) y Albert (7). Es hija del profesor normalista y premiado poeta Wilfredo Dorador, y de la también profesora Milena Ortiz.

En términos formales, para ser elegida presidente de la Convención, Cristina requerirá la mayoría absoluta, es decir, 78 votos.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.